21/05/2018

7 trucos infalibles para desatascar el lavavajillas

Cuando hablamos de uno de nuestros mejores amigos, todos sabemos que nos referimos al LAVAVAJILLAS. Lo cuidamos, lo limpiamos, nos preocupamos por saber cómo funciona y lo protegemos como si se nos fuera la vida en ello (bueno, igual solo a veces), pero, por mucho que intentemos evitarlo, hay un problema al que tarde o temprano nos tendremos que enfrentar: el lavavajillas está atascado, ¿quién lo desatascará? Antes de alarmarte y llamar a un técnico, intenta mantener la sangre fría y poner en práctica siete trucos infalibles para desatascar el lavavajillas.

Trucos para desatascar el lavavajillas

Truco 1: vinagre y bicarbonato

Esta combinación suele tener una gran efectividad a la hora de desatascar el lavavajillas. Para ello, debes desenchufar el electrodoméstico, que no queremos que te electrocutes, abre la tapa del desagüe y echa la mezcla de una parte de bicarbonato y tres de vinagre. Espera 15 minutos y vuelve a verter sobre el desagüe agua muy caliente. Puedes repetirlo tantas veces como sea necesario hasta conseguir limpiarlo.

Truco 2: más vinagre

Pon en marcha el lavavajillas vacío. Cuando lleve diez minutos, abre la puerta y vierte un vaso de vinagre blanco. Cierra y espera a que termine de lavar. Este truco, además de eliminar la cal que pueda estar obstruyendo el aparato, es un excelente abrillantador, ¡dos en uno!

Truco 3: los filtros

Al meter los platos sucios dentro del lavavajillas con restos de comida, hacemos que esta suciedad se acumule en los filtros y provoque un atasco. Por eso, es fundamental que saquemos dichos filtros y los limpiemos con agua y jabón. Podemos añadir un poco de vinagre blanco, ya que es uno de los mejores antisépticos naturales que podemos encontrar.

Truco 4: desatascadores químicos

Normalmente las “recetas naturales” suelen dar muy buen resultado, pero nada es infalible, así que, si tu lavavajillas sigue obstruido, prueba a comprar un desatascador químico. Hazte con uno que sea específico de hostelería, ya que suelen ser más efectivos. Puedes encontrarlo en polvo o líquido, eso ya como más te guste. Dependiendo del atasco que tenga el electrodoméstico, necesitarás uno más potente o menos para desatascar el lavavajillas. Lee atentamente la manera de uso que indica el fabricante, puesto que puede variar dependiendo de la marca.

Truco 5: desatasco manual

¿Aún nada? Pues te toca arremangarte y poner manos a la obra. Lo más importante es que, antes de nada, desenchufes el lavavajillas. Después, busca la manguera de drenaje y desconéctala del fregadero (seguramente necesites unas pinzas para poder hacerlo). Cuando separes la manguera, procura colocar un cubo debajo para que caiga el agua y los restos que puedan estar obstruyéndola. Agita la manguera para que salgan todos los desechos posibles y, posteriormente, echa agua a presión por dentro.

Si estuviera deteriorada, lo mejor es que la cambies porque, si no, te seguirá dando problemas. Cuando la vayas a conectar de nuevo, ajústala correctamente y comprueba que no haya pérdidas de agua.

Truco 6: pliegues no

No siempre un lavavajillas se obstruye por suciedad, a veces puede atascarse sencillamente porque la manguera de desagüe esté doblada. Comprueba que la manguera está correctamente colocada y que no tiene ningún pliegue.

Truco 7: instalación incorrecta

Sucede pocas veces, pero deberás planteártelo si nada de lo anterior ha funcionado. A veces la pendiente de las arquetas y las tuberías no es la correcta y eso puede estar provocando los atascos. Es importante que, llegados a este punto, llames a un profesional de confianza para que pueda dar con el problema y ofrecerte la solución adecuada.

Si, después de todo, sientes que tu electrodoméstico ya no es lo que era, igual es hora de reemplazarlo por otro. En nuestra tienda online podrás encontrar una gran variedad de lavavajillas de alta calidad con los que no vas a querer dejar de lavar.