16/06/2021

¿Cómo funcionan los congeladores?

El congelador incorpora un compartimento aislado térmicamente y un sistema frigorífico que le permiten almacenar la comida a temperaturas por debajo de los 0 ºC. De esta manera, los alimentos se conservan en condiciones óptimas durante más tiempo, ya que las temperaturas bajas eliminan las bacterias que estropean la comida cuando se encuentra a temperatura ambiente. Pero ¿realmente sabes cómo funcionan los congeladores?

Componentes de los congeladores

Los congeladores cuentan con una serie de componentes que son esenciales para su correcto funcionamiento:

  • Compresor: incrementa la presión de gas del evaporador y, posteriormente, lo comprime y lo pasa a estado líquido nuevamente para que pueda circular por el circuito del frigorífico.
  • Válvula de expansión: su función es abastecer al evaporador de la cantidad adecuada de refrigerante en cada momento. Para ello, lo primero que debe hacer es reducir la presión y la temperatura del líquido procedente del condensador.
  • Bobinas: son los tubos capilares enrollados a través de los cuales circula el líquido refrigerante. Este componente conecta el compresor con la válvula de expansión. De esta manera, se completa el circuito.
  • Termostato: se encarga de controlar el sistema de enfriamiento del aparato, asegurándose de que se encuentra a la temperatura idónea. Cuando se consigue la gradación correcta, deja de funcionar y el recorrido del líquido refrigerante se detiene hasta que la temperatura vuelve a aumentar, es decir, hasta que abrimos el congelador.
  • Líquidos refrigerantes: proporcionan el frío necesario para congelar los alimentos. Pueden ser de freón o de amoníaco puro, dos elementos tóxicos que no deben ser manipulados en ningún caso por personas no cualificadas.

¿Cómo funcionan los congeladores?

Una vez que sabemos cuáles son los componentes de un congelador, llega el momento de responder a la pregunta que nos hacíamos al principio: ¿cómo funcionan los congeladores?

Realmente, lo que hace el congelador no es enfriar el calor del interior, sino eliminarlo. Para ello, el refrigerante en forma de gas llega hasta el compresor, donde se caliente a causa del efecto de compresión. A continuación, el gas pasa a través de las bombinas, donde se enfría y pasa de estado gaseoso a líquido. Posteriormente, circula hasta la válvula de expansión en este nuevo estado y se transforma en un vapor más frío.

Este vapor, conocido también como “neblina”, pasa por otras bombinas, proceso durante el cual se evapora y pasa nuevamente al estado gaseoso. A medida que la temperatura se incrementa, el gas es transportado al compresor y el proceso empieza de nuevo.

Cada vez que se inicia el ciclo, el líquido refrigerante va acumulando el calor interior del aparato. De esta manera, las elevadas temperaturas van descendiendo y el congelador se va enfriando.

Cómo funciona un congelador no frost

Los congeladores convencionales suelen generar capas de hielo en el interior cuando llevan un tiempo en funcionamiento. Por ese motivo, cada cierto tiempo se debe descongelar el frigorífico para eliminar la escarcha.

Sin embargo, con el sistema no frost no es necesario descongelar el aparato, ya que su funcionamiento, que es diferente al de los congeladores convencionales, evita la formación de hielo en el interior.

Estos congeladores disponen de un sistema de descongelación automática programada. Los ventiladores de su interior mueven el aire hasta un evaporador que se encarga de secar el aire para eliminar la humedad. En este lugar hay una bandeja donde cae el agua, que es calentada por una resistencia hasta que se evapora.

Los congeladores no frost mantienen una humedad muy baja, por lo que el índice de conservación de los alimentos es más alto que en los congeladores convencionales.

Entender cómo funcionan los congeladores y conocer sus componentes te permitirá estar más preparado a la hora de comprobar el correcto funcionamiento del aparato.