17/04/2019

Cómo limpiar el frigorífico por dentro

El frigorífico es uno de los electrodomésticos que requieren una atención especial en cuanto a lo que a orden y limpieza se refiere, ya que en él es donde almacenamos los alimentos que vamos a comer. Conocer cómo limpiar el frigorífico es muy importante, ya que de la correcta realización de esta tarea dependerá tanto la vida útil de la nevera como nuestra salud.

Aunque cómo limpiar el frigorífico por dentro comparte muchas recomendaciones en común sin importar la clase de frigorífico, el material con el que está fabricado…, existen otras recomendaciones propias del tipo de frigorífico escogido.

Si cuando abres tu frigo, tu primer pensamiento es «¡esta nevera da miedo!», entonces este artículo es para ti.

Recomendaciones para saber cómo limpiar el frigorífico por dentro

Realiza la limpieza regularmente

Lo ideal sería efectuar una limpieza a fondo de su interior al menos una vez cada tres meses.

Pasos fundamentales para limpiar el frigorífico por dentro

  1. Desenchufa el frigorífico. Así, ahorras energía mientras la limpias. Si tienes un frigorífico convencional (FROST), ten a a mano trapos, ay que puede soltar agua al descongelarse.
  2. Vacía el interior de la nevera. Revisa entre los alimentos aquellos que se encuentren en mal estado o que hayan sobrepasado la fecha de caducidad. Al sacar los alimentos intenta no romper la cadena de frío. Para ello, puedes guardar los productos en una nevera portátil, por ejemplo.
  3. Desmonta todas las partes extraíbles de la nevera (estantes, cajones, baldas, etc.) y límpialas cada una por separado. Utiliza agua y jabón y, si no quedan del todo limpias, puedes usar vinagre o un limpiador específico para ello.
  4. Limpia las juntas de las puertas. Es una de las zonas donde más suciedad se acumula y se corre el riesgo de que las gomas se pudran. Con la mezcla de agua y vinagre debería ser suficiente para dejarlas limpias, pero, si la grasa se resiste, siempre puedes usar lejía diluida en agua y frotar con energía.
  5. Seca las partes extraíbles meticulosamente antes de volver a colocar ningún alimento. Dejar algún elemento de la nevera con restos de agua puede propiciar la aparición de moho u olores.
  6. No debemos olvidar limpiar los utensilios que utilizamos para almacenar alimentos en el frigorífico, como las botellas o los recipientes donde guardamos el embutido, así como los contenedores propios de los alimentos.
  7. Limpia el frigorífico por dentro con agua y bicarbonato o con limón o vinagre. Son limpiadores naturales con un resultado extraordinario. Cuando hayas terminado, no te olvides de pasar un trapo seco o papel de cocina.
  8. Limpia el congelador con la misma mezcla de agua y bicarbonato. Si tienes un frigorífico convencional y se han formado placas de hielo, nunca uses objetos punzantes para quitarlos, ya que puedes dañar el electrodoméstico.
  9. Limpia el frigorífico por fuera, sin olvidar la bandeja donde se deposita el agua así como el polvo acumulado en la parte trasera. Te puedes ayudar del aspirador para no dañar ninguna pieza. Si es de acero inoxidable, sigue los consejos de esta guía sobre cómo limpiar electrodomésticos de acero inoxidable.
  10. Descubre la parte trasera. Ahí se encuentran las bobinas, que acumulan mucho polvo. Si no se limpian con frecuencia, pueden dañar su buen funcionamiento.
  11. Una vez nos hayamos asegurado de que todo está perfectamente limpio y seco, volveremos a enchufar el frigorífico.

Cómo limpiar un frigorífico no frost por dentro

La ventaja de los frigoríficos que cuentan con la tecnología no frost es que no es necesario preocuparnos de tener que retirar el hielo cuando queremos limpiar el congelador. Limpiar un frigorífico que no cuenta con este sistema requiere de algo más de tiempo, ya que, tras desenchufar el frigorífico, hay que esperar un tiempo hasta que podamos retirar el hielo sin necesidad de utilizar ningún instrumento que pueda dañar la superficie. Podemos aprovechar ese tiempo para limpiar el frigorífico por fuera, así como la parte del frigorífico que no es congelador y todos sus elementos (cajones, estanterías,…).

Cómo limpiar el frigorífico para que desaparezca el mal olor

Es muy importante tapar los alimentos con papel film cuando los vamos a guardar en la nevera, así como mantener limpias las gomas de la puerta para evitar que el mal olor se haga dueño de nuestra nevera. Si ya no tiene remedio, una solución casera que ayuda a eliminar el mal olor es limpiar el frigorífico por dentro con una mezcla de bicarbonato y agua. Frotaremos el interior de la nevera con la mezcla y la dejaremos actuar durante unos minutos y retiraremos los restos secando bien toda la superficie. Gracias a la capacidad del bicarbonato para absorber los malos olores nuestra nevera quedará como nueva.

Si queremos mantener la nevera limpia durante más tiempo, es muy importante colocar los alimentos en las zonas destinadas para cada tipo de alimento así como guardarlos en envases destinados para la conservación de alimentos o cubrirlos con papel film.

En qubbos nos gusta ayudarte a mantener tus electrodomésticos como el primer día. Y ahora que has descubierto una nueva manera de relacionarte con tu nevera, quizás quieras empezar de cero con ella y actualizarla. En nuestra tienda online podrás encontrar las marcas más punteras en frigoríficos, con unos diseños tan especiales que no querrás dejar de limpiarlos, ¿te atreves ahora que ya sabes cómo limpiar tu frigorífico?