21/01/2022

Cómo preparar el brunch perfecto

El brunch se ha convertido en una auténtica tendencia gastrónomica en los últimos años. De hecho, cada vez es más común juntarse con los amigos o la familia para disfrutar de esta comida. Si quieres saber cómo preparar el brunch perfecto, estás en el sitio adecuado.

¿Qué es un brunch?

El brunch es una comida que se prepara, por lo general, los sábados, domingos y festivos, y se sirve entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde. Se podría entender como un desayuno contundente y tardío o un aperitivo ligero que sustituye a la comida.

La palabra brunch proviene de la cultura anglosajona. Es el resultado de la unión de breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo). El término fue acuñado en 1895 en Gran Bretaña para describir una comida que hacían los domingos las personas que salían el sábado por la noche. Sin embargo, su origen tiene una explicación social. Algunas teorías afirman que se originó en los festines de la aristocracia de la Inglaterra del siglo XIX. 

El brunch se puede disfrutar tanto fuera como dentro de casa. ¿Te gustaría disfrutar de esta comida que está tan de moda en tu hogar? Es más fácil de lo que parece. ¡Toma nota!

Cómo preparar el brunch perfecto

Organizar un brunch es una tarea sencilla. Simplemente deberás saber cuántas personas asistirán y cuánta comida será necesaria. Asimismo, tienes que asegurarte de que sea variado para que todo el mundo pueda disfrutar de él. Para ello, lo más aconsejable es escoger productos de los cinco grupos de alimentos. De esta manera, obtendrás un menú completo y equilibrado.

Platos para el brunch

A continuación, te contamos cuáles son los platos que más triunfan en un brunch:

  • Huevos: son uno de los platos estrella en todos los brunch. Se puede preparar de muchas formas, por lo que hay una gran cantidad de opciones. Puedes hacer huevos revueltos, huevos a la benedictina o tortillas, u optar por mezclarlos con verduras, carne o patatas. 
  • Embutidos y quesos: te recomendamos que cortes unas rebanadas de pan y prepares tomate para untar con un poco de aceite y sal. Coloca el embutido y el queso sobre una tabla para que cada uno se sirva lo que desee.
  • Verduras: también se pueden preparar de muchas formas, como patatas al horno, con queso o en ensalada. Son la opción idónea para las personas vegetarianas, así como para los que hagan dietas y quieran comer de forma saludable.
  • Patatas: es el acompañamiento con el que acertarás seguro. Prepáralas de la forma que más te guste, ya sea asadas o fritas. Si decides hacerlas fritas, puedes utilizar una freidora de aire para no tener que utilizar tanto aceite. 
  • Pan: cuantos más tipos de panes se ofrezcan a los comensales, más posibilidades tendrán. Entre los más frecuentes, encontramos panes blancos, integrales y tostados.

Postres para el brunch

Y ¿qué hay de los postres? Por supuesto, tampoco pueden faltar. Estos son algunos de los postres que más se suelen consumir en el brunch:

  • Tortitas: una de las recetas más típicas es la tostada francesa, que se asemeja mucho a las torrijas de leche. Si prefieres los pancakes irlandeses o las tortitas americanas, también es una buena opción.
  • Bollería: es ideal para acompañar la bebida, de la que hablaremos a continuación. Algunos de los productos de bollería más típicos son los cruasanes, las napolitanas, las palmeras y las magdalenas. 
  • Fruta: es un alimento indispensable para una dieta sana, además de dar color al menú. Puedes presentarla en una macedonia o en forma de mermelada. Lo dejamos a tu elección.
  • Yogur: no podemos olvidarnos de los lácteos, que cumplen un papel fundamental en nuestra dieta. Ofrece frutos secos y frutas desecadas (como dátiles o pasas) para mezclar con el yogur. Seguro que les encanta.
  • Helado: es la mejor alternativa para afrontar el calor en los meses de verano. Por ello, si vas a preparar el brunch en esta época, deberías plantearte incluir helados de diferentes sabores. Si tienes una heladera en casa, incluso podrás prepararlos tú mismo.

Bebidas para el brunch

No todo es comer. Si quieres saber cómo preparar el brunch perfecto, estas son las bebidas que no pueden faltar:

  • Bebidas calientes: en esta categoría se incluye el café, el té y las infusiones.
  • Bebidas frías: los zumos de fruta y verduras, los batidos y los smoothies no pueden faltar, así que asegúrate de tener una buena batidora a mano para preparalos. Ofrece también refrescos y agua, pues se debe dar a los comensales todas las opciones posibles. Mételos en la nevera antes de servirlos para que estén bien fríos.
  • Bebidas alcohólicas: dependiendo de la hora, también se puede ofrecer vino, cerveza e, incluso, cócteles como Bloody Mary o Mimosas.

Ahora que ya sabes cómo preparar el brunch perfecto, ya puedes animarte a preparar un brunch inolvidable para tus amigos y familiares.