04/02/2022

¿Por qué la secadora no gira?

La secadora es un electrodoméstico muy útil, sobre todo en las épocas más frías, ya que nos ayuda a secar nuestras prendas rápidamente sin necesidad de tenderlas y esperar a que se sequen al aire libre. Por ello, cuando falla hamos todo lo posible para arreglarla pronto y seguir disfrutando de las ventajas que aporta. Uno de los problemas que provocan fallos en su funcionamiento es que deja de girar. ¿Quieres saber por qué la secadora no gira? Quédate hasta el final. ¡Te lo contamos!

¿Por qué la secadora no gira?

No hay una única razón por la cual la secadora deja de girar. Por ese motivo, debemos comprobar varios componentes a la hora de realizar el diagnóstico:

Correa de transmisión

Si el motor funciona pero el tambor de la secadora permanece estático, es muy probable que el problema se encuentre en la correa de transmisión. Cuando esta correa está desgastada, rota o es defectuosa, lo que debemos hacer es reemplazarla. De esta manera, la secadora volverá a funcionar al máximo rendimiento.

Pero ¿cómo sabemos si esta es la causa por la cual la secadora ha dejado de girar? En primer lugar, tenemos que girar el tambor de forma manual. Si cuesta esfuerzo girarlo, el fallo no está en la correa de transmisión, por lo que deberemos comprobar el resto de componentes que explicaremos a continuación. Pero, si el tambor no opone resistencia, es posible que se deba a un fallo en la correa de transmisión.

Para salir de dudas, quita la cubierta de la secadora y comprueba la correa, que está alrededor del tambor. Si se ha desprendido, vuelve a colocarla. En caso de que esté rota o desgastada, habrá que cambiarla para solucionar el problema.

Condensador de arranque

Cuando pones en marcha la secadora, ¿las luces de la pantalla parpadean? En ese caso, el motivo por el cual la secadora no gira es que el condensador de arranque, que es el encargado de almacenar y suministrar electricidad al motor, está defectuoso.

Para saber si esta es la causa, debes girar el tambor rápidamente de forma manual. Seguidamente, cierra la puerta de la secadora. Si el tambor continúa girando pero no se reinicia, es posible que el condensador de arranque esté defectuoso.

Polea

La polea de desviación está ubicada en la parte inferior de la secadora, junto al motor de transmisión. Este componente se encarga de tensar la correa para evitar que se resbale en el tambor o en la polea del motor de transmisión.

Para saber si el problema se encuentra en la polea, simplemente tendrás que fijarte en el ruido que hace la secadora. Si oyes un chirrido, no hay duda: la polea es la causa. Asimismo, si el tambor gira a una velocidad más lenta de lo habitual, el problema puede estar en este componente.

Interruptor de la puerta

Aunque no es el motivo más común por el que la secadora deja de girar, un fallo en este componente puede provocar dicho problema. Con el paso del tiempo y el continuo abrir y cerrar de la puerta, el interruptor acaba fallando y, en consecuencia, la puerta no cierra correctamente. Cuando se produce este problema, la secadora puede no reconocer que el tambor tiene que girar.

¿Cómo saber si esta es la causa? Muy sencillo: cierra la puerta de la secadora y comprueba la cerradura. Si no encaja, significa que el interruptor de la puerta está roto. En este caso, deberás cambiarlo para que la secadora vuelva a funcionar correctamente.

Esperamos que este post te haya ayudado a saber por qué la secadora no gira y hayas podido solucionar el problema. Si necesitas una nueva secadora, puedes consultar los modelos disponibles en nuestra tienda online de electrodomésticos.