27/12/2021

¿Qué es el planchado vertical?

Como ya sabrás, no todas las planchas son iguales. Existen unos modelos que se utilizan de pie y que no requieren ni centro de planchado ni tabla de planchar. Son las llamadas “planchas verticales”, las cuales suelen estar presentes en tiendas de ropa, aunque cada vez es más común encontrarlas en los hogares. Pero ¿qué es el planchado vertical exactamente? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Qué es el planchado vertical

A diferencia de los centros de planchado y las planchas de vapor, la plancha vertical es un aparato que permite planchar la ropa sin establecer un contacto directo con la misma. Por ese motivo, no se necesita una tabla, sino que las prendas se cuelgan en una percha que se apoya en un soporte.

Para planchar la ropa con este aparato, lo que hay que hacer es pasar el cabezal por toda la ropa, ya que a través de este cabezal la plancha emite vapor a alta temperatura. De esta manera, se consiguen resultados óptimos en el planchado de la ropa de forma rápida y sencilla. Y, como no hay que inclinar la espalda para utilizar la plancha, se trata de un método muy cómodo.

Asimismo, estas planchas incorporan un depósito de agua en la parte inferior que se debe rellenar de forma periódica. Ese agua se calienta cuando la plancha se enciende para emitir el vapor con el que se eliminan las arrugas de las prendas. 

El vapor que se utiliza para eliminar las arrugas también sirve para acabar con los olores y las bacterias que impregnan las prendas. Por ese motivo, estos aparatos son un gran aliado para lograr una higiene óptima en nuestro hogar. 

Tipos de planchas verticales

Existen dos tipos de planchas verticales principalmente:

Planchas verticales de alta presión

Estas planchas, que se suelen emplear en el ámbito doméstico, utilizan una presión de 4 bares al emitir vapor. Gracias a su elevada potencia y a la intensidad con la que sale el vapor, son capaces de acabar incluso con las arrugas más difíciles en tejidos duros y resistentes, ya que el vapor penetra mejor en las prendas.

Las planchas verticales de alta presión disponen de un sistema de regulación de temperatura y algunos modelos también permiten regular la cantidad de vapor que sale por el cabezal. Además, se pueden utilizar para planchar todo tipo de tejidos, aunque hay que tener un cuidado especial con los más delicados. 

Planchas verticales de baja presión

Estas planchas utilizan una presión de 1 bar y están más orientadas al sector profesional por tres razones principalmente: pesan muy poco, son muy fáciles de transportar y tienen una potencia baja que las convierte en la opción idónea para planchar tejidos delicados.

Ventajas de las planchas verticales

Si quieres que el planchado de las prendas sea una tarea sencilla que no te haga perder mucho tiempo, la plancha vertical es una opción idónea. Si estás interesado en este aparato, debes conocer también el resto de ventajas de estos modelos:

  • Permiten ahorrar espacio: como tienen un diseño compacto y no requieren centro de planchado, se pueden almacenar con facilidad.
  • Son fáciles de transportar: podrás llevarlas de una habitación a otra sin problemas gracias a su peso ligero.
  • Son aptas para todas las prendas: las planchas verticales no son agresivas con los tejidos, por lo que podrás utilizarlas para planchar cualquier prenda. Eso sí, si la plancha es de alta presión, deberás tener más cuidado con la ropa delicada.
  • Su uso es cómodo y sencillo: a la hora de utilizarlas no hay que inclinar la espalda, por lo que la comodidad de uso está asegurada.

Ahora que ya sabes qué es el planchado vertical y conoces todas sus ventajas, ¿te animas a hacerte con una de estas planchas?